Las promociones como herramienta clave para aumentar las ventas

Las promociones se han convertido en un factor clave para el éxito de un negocio, tanto en cuanto al aumento de ventas como así también como elemento para atraer nuevos clientes, y los que deciden lo tienen muy presente. Por eso, en los últimos años se han visto muchos tipos distintos de promociones que dejan a las claras la búsqueda constante de alternativas en busca de los mejores resultados.

Una promoción de venta es parte de una estrategia de marketing y busca como principal objetivo darles a los potenciales clientes nuevos incentivos para promover la compra y así incrementar las ventas. En estas movidas es clave que la promoción en sí vaya bien acompañada de una campaña de publicidad y difusión para que tenga sentido el esfuerzo comercial: si hay una promoción y nadie se entera, ¿para qué hay una promoción?

Además de esos objetivos primarios, estas campañas también ayudan a fidelizar a los clientes, dar a conocer un nuevo lanzamiento o reactivar la venta de algunos productos que estaban en baja. Para cada una de estas metas hay tipos de promociones acordes, por eso es muy importante saber qué es lo que se busca en cada caso.

Dentro de los distintos tipos de promociones podemos encontrar las típicas promociones donde se regalan algún artículo a partir de una compra, los típicos 2×1, 3×2, etc., o se ofrecen descuentos muy favorables. Este tipo de estrategias suelen usarse para reactivar la venta de un producto en un momento de baja o en un momento donde ese artículo no suele consumirse.

Las tarjetas de puntos, con las que se van acumulando chances de compras por cada artículo que se adquiere, son aplicadas generalmente para acercar y mantener a un cliente. De la misma manera muchas veces se recurre al modelo de cupones para el mismo fin. 

Entre muchas otras formas de llegar a la gente y aumentar el interés por los productos que se ofrecen, las empresas recurren también a dar muestras gratuitas, y por lo general este formato se aplica cuando se desea dar a conocer un producto nuevo. En estos casos pasa a ser muy importante la campaña de difusión que se haga para acompañar a la promoción y que la acción cobre sentido.

En definitiva hay muchas opciones válidas para conseguir los objetivos propuestos pero, sea cual sea el elegido, nunca hay que dejar de lado algunos conceptos claves como son la planificación, el análisis de factibilidad, la definición clara de la acción y un paso que es muy relevante pensando hacia adelante: evaluar y sacar conclusiones con resultados y datos concretos para conocer el éxito de la campaña y tener herramientas para perfeccionar lo que se haga en el futuro con nuevas promociones. 

¿Querés saber más sobre Nuestros Servicios?

Completa tus datos para que te contactemos.

¿Querés saber más sobre Nuestros Servicios?

Completa tus datos para que te contactemos.
© Hábito 1. Todos los derechos reservados.